QODC

News and Events

La Verdad Sobre Los Chupones, Chuparse El Dedo, Y La Salud Dental

No es malo

El aspecto positivo de los chupones

Cuándo separar

Chuparse el dedo vs. usar chupones

El aspecto negativo de los chupones

Consejos sobre la separaci├│n o destete

Su dentista puede ayudar

La Verdad Sobre Los Chupones, Chuparse El Dedo, Y La Salud Dental

La Verdad Sobre Los Chupones, Chuparse El Dedo, Y La Salud Dental

Para un padre primerizo, la cantidad de información que recibe sobre la salud de su bebé puede ser abrumadora. Justo cuando creyó que estaba bien informado, alguien comparte un artículo en las redes sociales, o usted lee sobre una nueva investigación en una revista para padres, el cual lo hace cuestionarse sobre si está haciendo lo mejor para su bebé. 

Por ejemplo, existe un gran debate acerca de los chupones y el hábito de chuparse el dedo. En este artículo desenmascaramos la verdad sobre cómo estas actividades podrían afectar la salud dental de su bebé. 

No es malo

Para empezar, déjenos decirle que ni el uso de chupones ni chuparse el dedo son actividades inherentemente dañinas. Chupar es un reflejo natural para los recién nacidos. A temprana edad, usar chupón y chuparse el dedo son actividades no dañinas. De hecho, existe evidencia científica que dice que ambas pueden ser beneficiosas para la salud dental de su bebé. 

El aspecto positivo de los chupones

En primer lugar, el uso de chupones y el hábito de chuparse el dedo son consideradas experiencias positivas, mismas que ayudan a auto calmar a un infante. Cuando quiere que su bebé duerma, darle su chupón es una buena forma de hacer que se relaje y descanse durante la siesta o la hora de dormir. Esto es especialmente cierto durante los primeros seis meses de vida. Adicionalmente, algunos estudios muestran que existe una relación entre el uso de chupones y una disminución en el riesgo de sufrir el síndrome de muerte súbita infantil (SIDS, por sus siglas en inglés). Es perfectamente normal permitirle a su hijo usar un chupón y, de hecho, la mayoría de los expertos sugiere que no existen efectos adversos en la salud dental de un bebé, desde que es recién nacido hasta los dos años de edad. 

Cuándo separar

Después de los dos años, los padres deberían comenzar a separar al niño del chupón. Antes de los dos años, los crecientes huesos de un niño corregirán solos cualquier problema de alineación surgido como resultado de usar un chupón. Por ello, hasta dicha edad, el chupón no causará problemas que requieran de un tratamiento de ortodoncia. Antes de los tres años, el niño debería haber terminado completamente de usar chupones. Después, los efectos negativos en la salud dental se vuelven mayores, especialmente mientras se le caen los dientes de leche y le empiezan a salir los permanentes.

Chuparse el dedo vs. usar chupones

Podría pensarse que chuparse el dedo es una alternativa más natural a usar un chupón pero el problema surge cuando es hora de alejar a su hijo de dicho hábito. Por razones obvias, es más fácil quitarle a un bebé su chupón (o limitar el tiempo de uso) de lo que es con su propio pulgar. Muchos expertos, de hecho, prefieren que los padres impulsen el uso del chupón en lugar de chuparse el dedo, a fin de que la separación final sea más directa.  

El aspecto negativo de los chupones

Como mencionamos, el solo hecho de usar chupón o chuparse el dedo no constituye una actividad peligrosa, siempre y cuando no transcurran durante demasiado tiempo. Pero, ¿qué pasa si no puede quitarle ese hábito a su hijo(a)? En ese caso, sí pueden existir efectos perjudiciales en la boca, dientes, mandíbula y cara de su hijo(a). El daño provocado a la salud dental de su hijo(a) depende de varios factores, incluyendo qué tan seguido y por cuánto tiempo ha chupado su dedo o, bien, si usa un chupón. Los efectos varían desde una mandíbula no alineada (maloclusión o mordida cruzada) a dientes chuecos y daño en el tejido suave, lo cual puede resultar en años de tratamientos dentales y de ortodoncia. Para reducir estos posibles daños, quíteles esos hábitos a más tardar a los cuatro años. 

Consejos sobre la separación o destete

Eliminar de raíz el hábito puede ser difícil pero no imposible. Primero, necesita recordar que los niños se relajan con dicha actividad, por lo que regañarlo para que la dejen no es el mejor enfoque. En lugar de eso, las técnicas positivas generalmente funcionan mejor y, de la misma forma, generan menos frustración tanto para los padres como para el niño o niña. 

Puede probar con un sistema de recompensas en el que le dé un premio a su hijo(a) al abstenerse de chuparse el dedo o de pedir su chupón durante cierto periodo- digamos, durante una hora antes de la siesta o después de la cena. Usar estampas para recompensar a los hijos(as) los anima y los hace sentir bien respecto a alcanzar la meta.

Restrinja el uso del chupón durante cierto timpo, por ejemplo, durante la siesta o a la hora de dormir o, bien, durante una situación estresante. Y, por muy doloroso que sea para ambas partes, considere dejar en casa el chupón durante viajes de larga duración. Otros consejos incluyen sumergir el chupón en vinagre o cortarle la punta, a fin de reducir el efecto satisfactorio que su hijo(a) recibe al usarlo. 

Para quienes se chupan el dedo, podría cubrirlo con una curita o venda para prevenir que el niño(a) se lo chupe.

Su dentista puede ayudar

Existen métodos que pueden ayudar a detener el uso del chupón y de chuparse el dedo, y nosotros podemos ayudar. 

Y, sí, nunca es demasiado temprano para traer a su hijo(a) con nosotros. De hecho, la primera revisión del infante debería ser justamente cuando le están saliendo los primeros incisivos centrales inferiores (¡los centrales de abajo!). Recomendamos establecer el hábito de llevarlos a consultas regulares a partir de su primer cumpleaños.

Si su hijo(a) es lo suficientemente grande para comprender, nuestro equipo de doctores en Quince Orchard Dental Care puede hablar con él o ella, y explicarle porqué debería dejar de chuparse el dedo o de usar chupón, así como lo que les pasaría a sus dientes si no lo hace. A veces, una figura de autoridad como un doctor puede tener mayor influencia sobre estos temas que un padre. 

En última instancia, existe un aparato que dificultará y hará menos disfrutable la actividad de chuparse el dedo o de usar un chupón. Algunos de estos dispositivos son removibles; para los casos más graves, la mejor opción podría ser el aparato no removible. 

Haga clic debajo o llámenos al +1 (301)-321-7482 para programar una consulta en Quince Orchard Dental Care. ¡Tenemos muchas ganas de conocerlo(a) a usted y a su pequeño(a)!

 

 Poster to request dental appointmentClick Here

Request Appointment